Etapa 09. TRADICIONES Y FIESTAS RELIGIOSAS

La fiesta

Ante diferentes definiciones de fiesta, nosotros optamos por la que dice: <<La fiesta consiste esencialmente en la afirmación exuberante de la vida y exige el contraste con el ritmo diario>>. Cuando se celebra una fiesta, lo primero que pasa es que la rutina y la monotonía de la vida se interrumpen: la gente deja de trabajar, se pone una ropa mejor o más bonita, se suele comer y beber también mejor que de ordinario; la casa o la ciudad se adornan, hay algún acto especial -civil o religioso- según sea la fiesta que se celebra.

Ciertamente existe un gran contraste entre la fiesta y la vida de cada día; un choque entre la realidad y la utopía, entre los convencionalismos y la naturaleza.

La fiesta puede parecer a veces un caos, un momento en el que se liberan todos los instintos y se permiten todos los excesos. Los sentimientos que normalmente se reprimen o descuidan, en la fiesta se dejan en libertad. No importa el mañana; lo que cuenta es el presente, aunque se goce sólo un instante.

Y aunque la fiesta es, de alguna manera, la ruptura del ritmo ordinario, no suprime la tragedia de la vida, sino que la asume y la recompone. Es como un volver a empezar. La fiesta es una expansión y una dilatación del ser humano en todas sus dimensiones; un ensanchamiento del campo de la conciencia rebasando la estrechez de la realidad cotidiana y llevando al hombre a una experiencia más totalizante.

A diferencia de la diversión, la fiesta no es frívola; su gozo no baña sólo la superficie del ser; tiende a penetrarlo totalmente. La fiesta así entendida, entra en el campo de la mística, de la exaltación, de la imaginación y de la fantasía. Quien festeja vive en un mundo nuevo, que es éste mismo, pero mirado con ojos de profeta; encuentra el mundo bueno que Dios creó, y no lo llama enemigo sino hermano.

Estructura religiosa de la fiesta

La fiesta es una forma de vivir el tiempo: como realidad simbólica, sacral y religiosa. En la fiesta se condensa el tiempo sagrado abriendo al hombre trascendente al tiempo divino. En la fiesta, el hombre recupera su referencia a lo divino, su relación con el misterio, a través de las acciones simbólicas y de la celebración, que le conducen y proyectan a la fiesta que no acaba, a la eternidad sin fin.

En toda celebración festiva siempre existe un acontecimiento mítico o histórico-salvífico que es su razón de ser y su objeto central. La fiesta hace posible la celebración, la arropa y la concreta en el tiempo.

Investigaciones

Descarga
Investigación I. Calendario familiar
3 puntos. Individual
Creamos un calendario festivo de la fami
Imagen JPGE 32.9 KB

Investigación II. Calendario litúrgico

3 puntos. Grupal. Creamos un calendario festivo de la   Iglesia. Busca un calendario del año en curso y señala sobre él los tiempos litúrgicos con sus colores y las fiestas de la iglesia nacional y local.

Textos a consultar

Descarga
Texto de consulta sobre la Inmaculada
texto inmaculada.jpg
Imagen JPGE 74.6 KB
Descarga
Texto para 25 de diciembre
El 25 de diciembre .jpg
Imagen JPGE 200.5 KB

Retos

Reto 1 Inmaculada

3 puntos. Insignia Santa Catalina. Mira el cuadro de la Inmaculada y busca porque se usan esos símbolos para la Virgen

Reto 2 Navidad

3 puntos. Insignia San Alberto Magno. Descubre el origen del día de celebración de la Navidad

Reto 3 Santa Catalina

3 puntos. Santa Catalina. Haz un póster de forma gráfica con el relato de la pasión  usando los pasos de las Hermandades de Semana Santa

Reto 4. Santiago

3 puntos. Insignia San Isidoro. Investiga la relación de Santiago y España:

http://www.santiagoturismo.com/apostolo-santiago

Reto 5. Trivial rociero

3 puntos. Insignia San Ignacio. Haz un juego de trivial con el tema del camino del Rocío.

Descarga
Reto 6. Romería
3 puntos. Insignia Santa Catalina
Etapa 9. Reto 7. Romería.pdf
Documento Adobe Acrobat 307.5 KB
Descarga
Reto 6. Romería (AD)
3 puntos. Insignia Santa Catalina
Etapa 9. Reto 7. Romería (AD).pdf
Documento Adobe Acrobat 281.9 KB